Bolsas de grasa

Su forma más característica es lo conocido como "cartucheras", aunque pueden encontrarse en otras áreas.

Cuando la dieta y el ejercicio no han conseguido eliminarlas, las bolsas de grasa pueden tratarse con liposucción (secpre.org/pacientes/cirugia-estetica/cirugia-de-contorno-corporal/liposucción), donde la grasa se retira a través de un sistema de aspiración usando una cánula que se inserta a través de una pequeña incisión en la piel.

Aunque no se necesita hospitalizar después del procedimiento, puede haber un ligero dolor e inflamación en las horas o días siguientes. Generalmente se puede volver a la actividad normal en 2 a 7 días.